FELICIDAD

Escribe: Walin González

felicidad (1)

FELICIDAD huele a…al perfume de las flores, mi mamá, el olor de la persona amada,  las hojas de los libros, la tierra mojada, café, al dulce de mi abuela.

felicidad

FELICIDAD parece…la sonrisa de Doña Inés,  la risa de un-una niñ@,  un bosque verde…hermoso, el cielo estrellado, el baile de dos cuerpos que se convierten en uno.

FELICIDAD suena como…la voz de mi sobrina Fer, el cantar de los pajaritos, el caudal del Río, olas del Mar (esas que vienen y van), el ulular del viento…música

amorconmusica-21311

FELICIDAD sabe a…los besos de Noli, dulce tres leches, fruta fresca, la comida que prepara mami, a galletas

FELICIDAD se siente como…un abrazo cuando lo necesito, lluvia que cae en mi cara,  el temblor de tus labios, elevarse a la más alta montana…Hacer el AMOR.

corre, vuela, de prisa que no hay tiempo…pero que tus pasos dejen HUELLAS en el camino  y sobre todo ten a tu alcance una LUCIÉRNAGA aliada por si corres el riesgo de perderte.

 

fotos: fuente externa

Anuncios

Y…¡¡LLEGÓ EL FIN DE AÑO!!

406674_479200175476057_272200995_n

Escribe: Walin González

Trescientos sesenta y cinco días llenos de emociones, de cosas buenas  y de otras no tan buenas, para muchos es el momento de pasar balance… pero ¿de qué  trata? A mi modo de ver las cosas, es para celebrar el amor, la esperanza, el perdón, segundas oportunidades y nuevos comienzos, historias que se entrelazan, amistades y promesas.

365-Days-Las-Cruces

En este año que está a pocas horas de acabar viví  pruebas muy fuertes, perdí a mi papá en un momento en que le pedía a Dios que mejorara nuestra relación y que creía que las cosas podrían ser diferentes, pero gané una familia, el proceso hermoso de conocernos, compartir y algunos reencontrarnos, hermanos, prim@s, ti@s, personas con una bonita energía.

En este año MI ABUELA durante su enfermedad, demostró y yo rectifiqué que su FORTALEZA es incomparable, que ella es mágica y su luz la más brillante, porque siempre lleva consigo  la paz y tranquilidad, y es que cuando las cosas vienen “desde adentro” se logran grandes cosas.

Batallé, lidié toreé con la hipocresía y la poca sinceridad, pero viví nuevamente LA MAGIA DEL AMOR y eso no tiene precio, todo lo vivido en este  2012 me ha ayudado enormemente y me siento agradecido de cada cosa acontecida,  de todo he obtenido  enseñanzas que me han hecho un mejor  hombre, que ha evolucionado y crecido.

En este nuevo ciclo  deseo lo mejor para cada uno de ustedes, de CORAZÓN y ojalá que descubran la serenidad y tranquilidad que se merecen

*AMEN

*Prepárense cada momento para la felicidad, prosperidad y armonía…Son procesos y estados de ánimo que cuestan, pero TENEMOS que hacerlo.

*Risas y Sonrisas… música y alegría.

* Aprecien y respeten las DIFERENCIAS… ¡Qué bueno! que existe la diversidad, a veces me pierdo entre tantos colores a elegir.

250991_401490733247002_1755169367_n

*Usen siempre su VOZ para defenderse.

*Que  una PALABRA generosa y un ABRAZO , sean parte de sus distintivos.

*Recuerda olvidar a los amigos  de mentira, pero nunca olvides a aquellos que permanecieron contigo.

* Si les falta el fuego que les da  el calor y  el agua para aquietar su sed…quememos algo y busquemos un río.

*Vivan su tiempo y sus vidas como  quieran, y que nunca le hagan vivir lo que otros quieran

 

*Que nunca te falte un AMOR….y que ¡¡los MAYAS sigan EQUIVOCÁNDOSE!! 😀

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!! 

figura12

*Fotos: fuente externa.

Letargo de una quimera

Escribe: Anamary Ramos

*Fotos: fuente externa

Despertar puede resultar inútil, cuando el soñar se convierte en otra vida, quizás una vida mejor, o en un camino el cual no queremos abandonar y preferimos continuar nuestro viaje, sin tiempo.

Los sueños nos permiten viajar a lugares recónditos y de fantasía, donde nosotros somos los autores, libres de plagio, libres de censura, donde miramos la libertad a los ojos, es allí donde solo podemos conocerla… en nuestros sueños.

¿Será una utopía esa dama onírica llamada libertad? Diosa de soñadores, deseada amante de esclavos,  cortesana sin dueño. Guía de luchadores, que no temen morir en su nombre.

Despertar es preciso y necesario para enfrentarnos al monstruo de nuestra realidad, sin olvidar nuestros sueños, ni aquella dama de sangre tan codiciada, a veces improbable de conquistar.

“Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”, dijo Walt Disney, así que despertemos de este letargo al que estamos acomodados y luchemos por nuestra libertad más allá de los sueños.

“No es libre el que se ríe de sus cadenas”. Lessing.

EN LA CIUDAD

Escribe: Walin González

Según ella  las mujeres son presas- aunque se afanen en negarlo- del AMOR, de un gran amor que las marca.  Ese es el caso de mi amiga, sólo que a diferencia de otras, recordarlo con un sentido de ETERNIDAD y gratitud, es el motivo de su poesía.

Así es, quien el nombre de su amado es tan sonoro que sólo mencionarle la llena de sentidos y contrasentidos. Piensa que se hace necesario contar estas cosas, porque cada historia  entre nosotros es presentida y compartida. Su historia ocurrió entre la noche y el sur. Ahora desempolva los recuerdos guardados en su memoria cuando  amaba su presencia tanto como ahora.

En la ciudad, donde  los árboles son como noche y el ruido del viento es un huerto de encajes. Cuando la naturaleza es inocencia y espacio para vivir, escribe de pie sobre la arena que trae la memoria.

La ciudad!  Hacia el SUR,  donde ella buscó el sujeto deseado, después de ese día largas horas, necesidad de ser, silencio, oscuridad, búsquedas, definiciones,  gestos que el amor levanta en la nostalgia de la luz.

En la ciudad  se vuelve hacia los días, convoca un mar de miradas.  Con las manos en los bolsillos  escala montañas de tobillos desnudos.  Parece que anduviera por sus calles con fragmentos de la  noche para habitar el mundo con sorpresas, una silueta en el espacio donde se juega bulliciosamente en las ventanas, la tempestad inmóvil de la hora, el rostro inmenso de la sonrisa azul, el aire…

Frente a los bancos del parque le sorprenden tantas cosas. Cada circunstancia que asalta y acosa es una situación de espera, un acontecer habitual (inevitable) de donde DESCUBRE EL AIRE para ceder al tiempo lo hablado, lo visible y lo buscado, quien dejó de respirar y partió…se fue su alma pero sigue allí .

foto : fuente externa*

SONREIR…COMO ANTES

Escribe: Walin González

No es un@, ni dos de mis amig@s que me ha dicho: -me  vi en esa historia, me sentí identificad@ o peor aún: -Es la última vez que te cuento algo y luego lo haces historia…oiste walinnnn?! ,  Y es que me gusta contar historias…de unas soy dueño,  de otras no tanto.

Les cuento que en esa época de la historia que les voy a contar  yo no tenía muy claro qué era la felicidad. Por eso asumí  que Rocio estaba feliz el día en que, con apenas  veinte años, contrajo frente a otro el compromiso de “AMARSE, RESPETARSE Y ACOMPAÑARSE, tanto en la salud como en la enfermedad”.

Ella era, sin duda, una de mis mejores amigas y por eso estuve presente el día de su BODA. Por eso me quedé hasta el final, y por eso juntos disfrutamos como niños aquel evento  que (aunque se dio cuenta más tarde) constituyó, definitivamente, su DEBUT EN EL MUNDO DE LOS ADULTOS.

Durante mucho tiempo ella creyó que era feliz, y talvez lo fue, de alguna manera. Se adaptó a levantarse más temprano, porque, según su compañero, era de:

“HOLGAZANES”  recibir el sol entre las sabanas;

Aprendió a comprar lo necesario, porque era de  “CONSUMISTAS”, realizar compras irreflexivas y triviales.

Sacó de su dieta el arroz, las pastas y el aceite, porque era de “GOLOSOS” comer por complacer el paladar, cuando las yerbas. Legumbres y productos integrales aportaban al organismo todos los nutrientes necesarios.

Él, HIPERACTIVO, AUSTERO Y ORTORÉXICO, la ayudó  a modificar sus hábitos de:

  • DESCANSO
  • CONSUMO y
  • ALIMENTACIÓN.

La convirtió en un ser diferente, que incluso reía menos, porque según él, la risa frecuente era inequívoca señal de inmadurez.  Desde aquel día en que celebramos su incursión a una nueva vida, han pasado… bueno, han pasaoo ummmm, bueno muchos años.

Ahora recuerdo, que no se porqué, nunca le dije “FELICIDADES!”. Hace unos días  nos encontramos por ahí y, con envidiable serenidad me dijo: “ME DIVORCIÉ”.

Al principio no supe que decir, pero la abracé fuerte y del fondo de mi alma me salió un FELICIDADES!! , que creo lo ADEUDABA DESDE EL DÍA DE SU BODA. Cuando  se alejó me quedé mirándola y noté  que había ganado unas “favorecedoras” libritas, que lucía   más descansada y que estaba estrenando unos jeans. Lo que más me gustó es que volví a VERLA SONREIR como ANTES!!

foto: fuente externa*